Los colchones de firmeza alta o más conocidos como colchones duros incorporan un acolchado especial que incorpora una sensación de dureza que permite mantener la columna recta durante toda la noche, con esto se consigue que los durmientes no hagan malas posturas que afecten a su calidad de descanso. Además, este tipo de colchón ofrece un soporte adicional que puede ayudar a aliviar la presión en puntos críticos del cuerpo, como la zona lumbar y las caderas, proporcionando una superficie uniforme y estable que distribuye el peso de manera más equitativa. También son ideales para personas que prefieren dormir boca arriba o boca abajo, ya que proporcionan el soporte necesario para mantener la alineación adecuada de la columna en estas posiciones. Los colchones duros son especialmente beneficiosos para quienes sufren de problemas de circulación, ya que la firmeza ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y a reducir la tensión en las extremidades.

¿Por qué son recomendados los colchones con firmeza alta?

Los colchones duros son recomendados para dos tipos de durmientes:

Para los durmientes con sobrepeso

Las personas con un peso superior a 100 kg es recomendable que duerman en un colchón con una firmeza elevada, esto se debe a que el peso del cuerpo se reparte en distintas zonas de presión, aportando una mayor calidad del descanso a cada parte del cuerpo. Además, un colchón duro evita la sensación de hundimiento, proporcionando una mayor durabilidad y resistencia, lo que es ideal para personas con un mayor peso corporal. La robustez de estos colchones asegura que se mantengan en buen estado por más tiempo, soportando el uso constante sin perder sus propiedades de firmeza y soporte. Esto es especialmente importante para evitar la formación de puntos de presión que pueden ocasionar incomodidad o incluso dolor con el tiempo.

Durmientes con dolores de espalda

La firmeza alta del colchón permite que la columna vertebral esté alineada durante toda la noche, reduciendo los dolores de espalda en el caso de que el durmiente padezca de esta molesta sensación durante la noche y disminuyendo la probabilidad de sufrirlos. Dormir en un colchón duro puede mejorar la postura al dormir y proporcionar un soporte adecuado a lo largo de toda la columna vertebral. Además, un colchón firme ayuda a prevenir la torsión o curvatura anormal de la columna vertebral durante el sueño, lo cual es crucial para evitar la exacerbación de problemas preexistentes y para prevenir la aparición de nuevos problemas de espalda. Muchas personas que sufren de hernias discales, escoliosis u otros trastornos de la columna encuentran alivio significativo al cambiar a un colchón de firmeza alta.

¿Qué aspectos debes de tener en cuenta antes de comprar un colchón de dureza firme?

Antes de comprar un colchón duro debes asegurarte de estos 3 aspectos:

  • Transpirabilidad: Si vives en zonas con temperaturas altas la mejor opción es que optes por un colchón duro con materiales que aportan frescor a tu colchón como el viscogelfresh o viscografeno, con este tipo de núcleos evitarás no poder conciliar el sueño cuando hace mucho calor. La transpirabilidad también ayuda a prevenir la acumulación de humedad y la proliferación de ácaros y bacterias, lo que contribuye a un entorno de descanso más saludable e higiénico.
  • Altura: Como mínimo el colchón duro debe de tener una altura de 20 cm, en el caso de sufrir sobrepeso o tener dolores de espalda lo mejor es que los durmientes opten por colchones con una altura de 25 o incluso 30 cm. La mayor altura proporciona un soporte adicional y puede mejorar la comodidad general, especialmente para aquellos que requieren un soporte específico en ciertas áreas del cuerpo.
  • Zonas de descanso: Los colchones con firmeza alta pueden tener 5 o 7 zonas de confort: Las zonas de confort dividen el peso en 3 zonas: La cabeza y los pies que cuentan con una dureza mayor, hombros y piernas que se les atribuye una firmeza media y la zona lumbar y la espalda que se le atribuye la mayor firmeza. Estas zonas de descanso permiten una distribución más equitativa del peso y reducen los puntos de presión, lo que contribuye a un sueño más reparador y sin interrupciones.
  • Núcleo: Antes de elegir un colchón duro los durmientes deben tener en cuenta si prefieren que el colchón tenga una capa de viscografeno, viscoelástico o viscolátex, ya que cada capa proporciona una experiencia al descanso distinta. Por ejemplo, el viscografeno es conocido por sus propiedades terapéuticas y su capacidad para disipar el calor, mientras que el viscoelástico ofrece una adaptabilidad superior al contorno del cuerpo y el viscolátex combina los beneficios del látex y el viscoelástico para un soporte y confort óptimos.

¿Colchón duro o blando?

Los colchones duros son siempre una mejor opción, el colchón blando te puede aportar una mayor sensación de esponjosidad pero a largo plazo aunque el durmiente no sufra dolores de espalda o molestias musculares, no mantiene la espalda recta durante la noche y esto puede provocar a medio o largo plazo desarrollo de fuertes dolores y problemas musculares. Si tenemos que recomendar por edad a partir de los 60 años un colchón con una firmeza alta es siempre la mejor opción para mantener la salud de la espalda y las articulaciones. En el caso de no sufrir problemas de espalda y tener una edad entre los 30-60 años la mejor opción es optar por una firmeza media alta, ya que mantiene la espalda recta durante toda la noche pero a la vez el durmiente puede disfrutar de más confort.

Ventajas de los colchones duros

  1. Buenos para la salud: Al reducir los dolores de espalda y prevenirlos los durmientes no solo compran un colchón, compran algo que les va a mejorar la calidad de vida.
  2. Según nuestros estudios el 63% de los españoles prefieren dormir en colchones duros ya que les aporta una mayor sensación de confort y calidad del descanso.
  3. Para durmientes con un peso superior a 100 kg es perfecto, ya que aporta una mayor durabilidad y no tendrán la sensación de hundimiento tan común que puedes encontrar en colchones con firmeza media

Desventajas

  1. Rigidez: Hay durmientes que la sensación de rigidez y poca esponjosidad les puede llegar a molestar y afectar a la calidad del sueño, esto suele ocurrir sobre todo en adolescentes.

¿Qué materiales usan los colchones duros?

El interior de los colchones con firmeza alta comparten algo en común su espuma HR este es el material que aporta la dureza al colchón y su capa superior puede ir acompañada de distintos materiales:

Viscografeno

Es un material terapéutico que mezcla el grafeno junto al viscoelástico, es conocido por sus distintos beneficios para la salud como sus propiedades de antiestrés y anti insomnio que producen los iones negativos que se desprenden a lo largo de la noche, ofreciendo al durmiente una mayor relajación y sensación de levantarse como nuevo cada día. La colección de colchones con grafeno cuenta con la posibilidad de elegir entre la firmeza media y alta.

Viscoelástico

Es el material más conocido en el equipamiento del descanso, puedes encontrar desde colchones con viscoelástica hasta almohadas y toppers que usan este material. Ofrece una adaptabilidad a la anatomía del cuerpo increíble, el memory foam se adapta al contorno del cuerpo aportando una sensación de que el colchón está creado a medida.

Viscolatex

La combinación perfecta, es una mezcla que una misma capa de viscoelástico y látex, permitiendo obtener la adaptabilidad de la viscoelástico que es la mejor, junto a el confort que aporta el látex y eliminando también las desventajas de cada tipo de material como es el caso de la poca transpirabilidad del visco o la menor durabilidad del látex. Los colchones con viscolátex se caracterizan por ofrecer una acogida y un confort únicos que aportan un confort extra en los colchones más firmes.

¿Qué colchones con firmeza alta te recomendamos?

Colchón California

Tiene una altura de 30 cm, su núcleo es de viscografeno y cuenta con un diseño ortopédico, lo puedes obtener con firmeza alta o firmeza media, si sufres de dolores de espalda lo más recomendado es que te decantes por una firmeza alta para asegurarte que la espalda se mantiene recta durante toda la noche.

Descúbrelo

Colchón Florida

colchón para camas articuladas Florida Ha sido diseñado con Viscolátex, una combinación que mezcla lo mejor de la viscoelástica, con lo mejor del látex, creando así una capa de confort que cuenta con la gran adaptabilidad del látex y la esponjosidad del visco, eliminando los inconvenientes de ambas como es el caso del calor excesivo y la poca transpirabilidad del viscoelástico. Su firmeza es dura, en un intervalo de 8,5/10.

Descúbrelo

Colchón Berlin

Es el colchón duro de alta gama que te recomendamos, tiene una altura de 30 cm y cuenta con un núcleo que combina el viscoelástico y látex natural. Ha sido diseñado con tejidos hipoalergénicos y cuenta con una cara de verano e invierno para asegurar la temperatura perfecta durante todo el año.

Descúbrelo

Preguntas frecuentes

¿A qué tipo de persona se le recomienda un colchón duro?

Personas que sufren dolores de espalda o que tienen un peso superior a los 100 kg; para el resto solemos recomendar una firmeza media alta.

¿Qué núcleo me recomendáis a la hora de elegir un colchón duro?

EL viscografeno te aportará una sensación de confort y adaptabilidad increíbles que junto a sus propiedades terapéuticas serán la mejor opción sobre todo en el caso de que los durmientes sufran dolores de espalda.

¿Cuál es el colchón de dureza firme que más recomendáis?

El modelo Palace tiene una altura de 25 cm y cuenta con un núcleo de grafeno ionizado, cuenta con un tratamiento anti ácaros, anti bacterias y anti moho y sus tejidos son hipoalergénicos, también tiene un tejido 3D transpirable que reduce el calor hasta un 30% en comparación con otro tipo de colchones.